Reporte de Carrera: Atacama Xtreme 100millas 2015 por Mario Pérez Bautista.

Condiciones de carrera Atacama Xtreme, 100 millas (160km) en modalidad non stop en el desierto más árido del mundo: Atacama en Chile. Puntos de control a cada 20km mínimo, uno a 25km. Condiciones climatológicas extremas: en el día se pueden esperar 40° y en la noche -10° Terreno de sal agresivo para las zapatillas y técnico por bastantes kilómetros, dunas de arena en el recorrido con una muy grande de unos 100m de alto con pendiente de 45°, varios tramos de suelo con piedras del tamaño del puño, asfalto, caminos rurales y cruce de varios cuerpos de agua durante el trayecto. Tiempo máximo de recorrido 36 horas Gran cantidad de equipo reglamentario con penalización de tiempo por falta de alguno de ellos. Mis condiciones Por ser mis primeras 100 millas trate de hacer una carrera discreta donde la finalidad era sentir la distancia, probar este nuevo régimen y plan de alimentación natural, sacar partido de toda la experiencia acumulada en carrera, productos y equipo. La carrera La prueba más dura que he sorteado hasta ahora, no solo por ser la distancia emblemática del ultramaratón y la mayor distancia que he recorrido, también porque he puesto a prueba mi protocolo de alimentos con una dieta de bajas calorías y altas grasas, optando por productos lo más naturales posibles. Es extraño no sentirse nervioso antes de una carrera, estaba decidido y muy concentrado en mi plan y equipo. En la salida nos encontramos todos los participantes de 100 millas, un grupo heterogéneo de corredores, desde una pro Rory Bosio (bicampeona de Ultra Trail Mont Blanc 2013 y 2014) Badwater Finishers, 4Deserts Grand Slam Finishers, aguerridos ultras chilenos, argentinos, paraguayos y el tequilaultragang mexicano, todos impacientes ante la largada y también para ver el ritmo que nos pondría el desierto. Eran las ocho de la mañana y estábamos ahí frente al monstro del desierto de Atacama, dieron el banderazo y como esperaba, fijaron un ritmo sumamente rápido, algo que no estaba en mi estrategia, después de 1km el grupo empezó a alargarse, eran caminos de tierra para enfrentar los primeros 20k que son entre caminos y tramos de pavimento, yo sintiéndome bien pero en el pavimento note el rigor del gran peso de mi mochila, unos 5 a 6 kilos. No hay problema, ajustes en la marcha y ritmo de carrera, todavía había mucha historia. Sin proponérmelo quede en último lugar general, cosa que al saberlo no me gusto porque no estaba en mis planes así que me focalice en no perder de vista a los siguientes participantes y aumentar un poco, solo un poco el ritmo.

FB_IMG_1431935862836
foto: Atacama Xtreme organización

Al llegar a CP1 a 20k ya había alcanzado a un corredor argentino que se veía ya algo cansado porque su mochila era más pesada que la mía! Por experiencia solo recargue agua, ya llevaba preparado mi isotónico, tome unas naranjas y deje la carpa. Empezaba un tramo de 22km donde de última hora pusieron un abasto intermedio solo de agua por una onda de calor que entro en la zona un día antes.  Efectivamente, se dejó sentir un calor abrazador, lo digo porque te abraza con toda su furia, desde arriba un cielo azul sin alguna nube que tuviera clemencia y abajo un mar de arena y piedras que reflejan sus ondas y sin siquiera algo donde ocultarse del sol. Y tal como lo dijeron se me acabo el agua a 1km del abasto intermedio justo ante los restos de un caballo creo, justo como en las películas del oeste, llegue a este abasto e hice lo mismo: recargue agua, prepare isotónico y a seguir porque ya había alcanzado a otros dos buenos corredores de ultras chilenos que creo ya estaban empezando a sentir el rigor de la carrera, me adelante un tramo pero no me dejaron ir muy lejos, uno de ellos me alcanzo y me rebaso, empezaba la zona de salares.  15 km iniciales de salar técnico, filoso y traicionero porque algunos se quiebran al pisar y el cruce de dos pequeños cuerpos de agua mineral, agua que huele a putrefacción pero en realidad es el olor de los minerales concentrados. El corredor chileno se alejaba cada vez más! No podía dejarlo, así que poniendo en juego la carrera en ese inicio, impuse un ritmo más rápido hasta llegar casi juntos al CP2

FB_IMG_1431936372731
Foto: Organización Atacama Xtreme

En CP2 44k ya venía con problemas gástricos mi amigo chileno, el corredor master Oscar un ejemplo de determinación. Esta vez descanse unos 5 minutos, llene mis tres ánforas con agua (2.5lts) comí mi dotación de arroz con quinoa y proseguí con el tramo más largo de la carrera. Tortuosos 25km sin asistencia (he ahí por lo de cargar toda el agua que pudiera, se podía poner peligroso) fueron alrededor de 17k de salar entre técnico, plano y medio. La ventaja es que se podía mantener más o menos un ritmo constante. Me sentía estupendamente bien pero no quería imprimir un ritmo más rápido, no veía a nadie a mi alrededor, los de atrás se quedaron muy rezagados y los de adelante ni sus luces, repasaba mentalmente todo el protocolo de lo que debía de comer beber y recargar, así llegue a una laguna donde vi a unos turistas que llevan en camionetas a ver esta laguna de colores imposibles por los minerales que se encuentran en su fondo, doble como indicaban las banderas y seguir por un camino rural con el sol de la tarde de frente, cada media hora revisaba mis niveles de liquido (básico) y a correr, trotar, correr, caminar. Todo iba conforme a lo planeado, 85k es una distancia que sabía manejar, contento porque sabía que no había tomado ni una gota de Gatorade o similar y geles.

foto por Coke Cornejo
foto por Coke Cornejo

Como salimos tarde (8am) la noche empezó a caer y se hizo eterno este trayecto de 25km entre Check Points, todo en la noche se hace más lento. La carrera empezó en su fase mental.  La fase donde los pensamientos negativos se tornan pesadas losas en el interior del corredor.  Pacientemente aunque no tranquilo llegue el CP 89k ya de noche, para mi tranquilidad me avisaron que el grupo siguiente de corredores estaba a unos 15 minutos, hice mi ritual de carga de líquidos, comer un plátano, hablar un poco pero no perder tiempo, así que proseguí con mi ruta con el objetivo de alcanzar a los próximos corredores, repito, me sentía completo.

20150515_134507
Foto Mario Pérez Bautista

Era de noche y entraba en la zona del Valle de la Luna, un valle donde hay dunas y salares con paisajes similares a la Luna, iba a buen ritmo cuando brincando entre salares uno de ellos se rompe debajo de mí y queda atrapado mi pie izquierdo, caí pero metí las manos en las cuales afortunadamente llevaba guantes y solo me rasgue las puntas de los dedos. Desafortunadamente para mis aspiraciones me ese movimiento brusco lastimo mi tobillo y pie izquierdo ya cansados por 95 km de andar. Cuando uno lleva ya un largo tramo corriendo, la acción repetitiva de cada zancada engarrota ciertos grupos musculares para no gastar energía innecesaria, el problema es cuando uno realiza un movimiento rápido y brusco fuera del rango de movilidad acostumbrado. Todavía me faltaban 14km para llegar al siguiente CP, era de noche, difícil ver las banderas a primera vista, había que caminar un tramo para poder saber si uno iba en la dirección correcta, me perdí un par de veces donde ya no veía las banderas, iba solo y no se veía corredor por ninguna parte, la temperatura empezaba a bajar.  Así fue donde me pare junto a una bandera y saque mis cosas para pasar la primera parte de la noche (el demás equipo me esperaba a 14km) pero por el cansancio, ausencia de puntos de referencia (es el desierto!!) desestime que hay que estar atento a las estrellas para guiaros o ir viendo la brújula. Empecé a correr cojeando al sentido contrario,  cuando me percate de ello fue en un pequeño tramo de arena donde vi huellas y mis huellas en sentido contrario! Coraje, rabia y frustración me invadieron….   Ahora si saque mi brujulita, vi las estrellas y fije mi rumbo. No volví a perder la concentración, no podía volver a perder tiempo. Por fin llegue a la gran duna, la cual no pude apreciar en su totalidad porque era de noche y me limite a subir como pude esa gran mole de arena a gatas. Arriba ya con calma pude apreciar el paisaje espectacular del Paso y sabía que bajando estaba el CP 109. En CP 109 descanse, tome sopa y café, cargue comida que me hacía falta, agua, y me cuestione por unos minutos sobre el equipo a cargar: Chaqueta media con gorra, polartec o chaleco windstopper y si era necesario ponerme mallas. Opte por la opción más ligera, el chaleco windstopper sobre lo que ya llevaba puesto pero si me puse un buff polar, no me puse las mallas, total no era la primera vez que estaría a -0° en shorts.  A proseguir por un valle teniendo las luces de una camioneta a 7km que servían como faro para ubicarnos. El terreno afortunadamente para mi pie era menos agresivo pero si iba de vez en cuando pateando piedras, afortunadamente mi calzado Altra se comportó a la altura y no tuve ningún problema con ello. Al llegar a la camioneta no había nadie así que seguí con la ruta marcada que va a un lado de un gaseoducto de ahí fueron unos interminables 14km donde no podía parar por motivo del frio, cuando aminoraba el paso para comer, ajustar algo de la ropa sentía como bajaba drásticamente la temperatura corporal, MI CUERPO CAMBIO EL SWITCH A MODO SUPERVIVENCIA, el dolor del tobillo paso a segundo término y me concentre en comer bien, sabía que llevaba carbohidratos en forma de Pocket Fuel, arroz y un chocolate amargo para no perder calor.  La alimentación se volvió básica para afrontar el frio a base de movimiento. Pero mi ritmo de carrera bajo considerablemente, en ese punto ya no pensaba alcanzar a los siguientes competidores, solo quería terminar.  Poco a poco fue saliendo el sol y con ello el calor…  calor que ya no quería soportar pero que tenía que hacerlo. Otra vez a guardar todo el kit para el calor antes de empezar a sudar, cambiar gorro polar por gorra legionaria, lentes de noche por googles de día.  Así transcurrió el andar por un valle de tierra agrietada bajo un sol quemante y desgastante, ese fue el peor momento de la carrera, a solo 16k de la meta y yo a un ritmo de 13min x km, cuando a lo lejos veo un espejismo o lo que parecía ser gente.  Era el grupo que venía alcanzando, iban lentos, iban parando!  Di un sorbo a mi agua, comí algo y volví a tomar agua, me propuse alcanzarlos.

20150515_134437
Foto: Mario Pérez Bautista

Lo logre hacer a escasos 3km del ultimo CP, se sorprendieron al verme llegar cuando yo venía tan atrás, el problema es que había hecho un gran esfuerzo para alcanzar su posición, tuve que descansar en el CP y partir junto con ellos para ir tranquilo por esos últimos 8km que fueron largos pero de tranquilidad mental, ya todo estaba hecho, solo había que completarlo. En ese momento no sabía de posiciones ni nada, de saber que estaba el tercer lugar de mi categoría  en juego hubiera tratado de hacer un mayor esfuerzo pero no me arrepiento, hicimos equipo para jalar a los más lastimados y hacernos más agradable el viaje cruzando varios ríos donde nos echábamos agua helada en las piernas y cabeza.  Juntos llegamos a San Pedro y juntos cruzamos la meta. Una cuadra antes aflora todo el sentimiento, das gracias al desierto, a Dios, recuerdas la familia y amigos, das un hondo respiro y pones la mejor cara para cruzar la meta, el reto estaba concluido en 30:59hrs terminando en buen estado físico, el único problema el del tobillo pero muscularmente nada fuera del cansancio y sobre uso.

Ruta en STRAVA

2015-05-21 13-06-17 Screenshot

IMG-20150519-WA0001
La alegría de recibir el tercer lugar en mi categoría.

EUIPO Y NUTRICION. Zapatillas: Altra Paradigm tuneadas con Gaiter Trap, polainas OR, calcetas injinji médium. La mejor combinación, cero ampollas y nunca me tuve que quitar los zapatos.

20150520_104854
Asi terminaron las zapatillas, con integridad pero muy gastadas por el salar afilado

Mochila. Ultimate Direction PB adventure Vest. Con 2 bidones RaidLight de pajilla y bolsa de 1.5 lts, capacidad total 3.5 lts de agua.

Lámpara:  Lupine Piko x 4

Ropa: primer capa de compresión, playera técnica, calzón de compresión, short adidas gorra OR desert dos buff de verano, guantes OR sunblock 50 fps. En la noche lo mismo más impermeable marmot ultra light, chaleco marmot gore windstopper, buff polar largo.

Comida: CarboPro durante toda la carrera, Pocket Fuel, bolitas de arroz, bolitas de quinoa, aceite de coco, cargas de aminoácidos, una barra de chocolate amargo sin grasa. Nutrición para 250 kcal por hora

Equipo obligatorio: Manta de emergencia, silbato, espejo plástico, brújula, gogles para desierto, bloqueador solar, kit de primeros auxilios, kit para ampollas, celular y luz de emergencia. 20150514_203625

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s